¡Que todos ganen! - Interactuar

En el mundo empresarial es usual que repitamos el mantra “El objetivo es ganar” y ganar implica la maximización de las utilidades. Para Milton Friedman, premio nobel de economía en 1976, la única responsabilidad que tiene una empresa es con sus dueños y es la de utilizar sus recursos en actividades que incrementen los beneficios. Cuando hablamos de Capitalismo Consciente partimos hacia el mismo objetivo “Ganar”, solo que es incompleto concebir que las empresas ganadoras solo lo sean porque maximizan cada vez más sus utilidades, eso desconecta inmediatamente el propósito de las empresas con nuestra naturaleza humana basada en el interés genuino por los demás y en la búsqueda constante de cumplir ideales y principios que van más allá de lo individual.

 

En nuestra experiencia, que la da los 37 años que llevamos acompañando a empresarios y agroempresarios en los barrios y veredas de Colombia hemos evidenciado que la motivación principal al crear empresa y hacerla crecer va más allá del interés individual y monetario, sin duda todos queremos ganar dinero, pero en la mayoría de las historias que conocemos se identifica algo más que ha impulsado la necesidad de hacer algo que se creía necesario hacer y de eso se trata el éxito del capitalismo de libre empresa, de la labor heroica de los emprendedores y empresarios que crean valor realizando sus sueños y viviendo sus pasiones, valor que implica a los clientes a los que resuelven necesidades que estaban insatisfechas, a los colaboradores a los que les dan la oportunidad de desarrollarse a nivel personal y a participar de la vida económica porque tienen un ingreso, a los proveedores que en muchos casos son otros emprendedores como ellos que reciben un pago justo por sus bienes y servicios y multiplican ese valor a más familias, a la sociedad a la que le entregan mejores condiciones de vida y progreso, y por supuesto a ellos mismos y sus familias como dueños y custodios de la empresa.

 

Las empresas, por lo tanto, son una red de conversaciones que se tejen día a día entre trabajadores, clientes, proveedores, comunidades, dueños y aunque no usemos el lenguaje propiamente dicho, mantenemos una conexión permanente con el medioambiente que nos propicia las condiciones necesarias para mantener la vida, es entonces que el propósito de una empresa es mejorar las vidas y crear valor de todos los implicados, no solo porque es lo noble y lo ético del actuar empresarial, también es considerarlo porque a través de ese actuar la empresa gana, perdura y sigue multiplicando el valor generando un genuino desarrollo sostenible.

 

Cuando iniciamos en el 2014 el programa Método Base de Aceleración -MBA- en articulación con la ONG Belga Actec lo hicimos convencidos que necesitábamos hacer prósperas y crecientes las empresas para que estas pudieran trasladar este valor generado a la sociedad a través de la creación de nuevos empleos y la mejora de las condiciones de trabajo y seguridad social de sus colaboradores. Nos tomó varias cohortes y jornadas de reflexión para entender que estábamos equivocados en la relación de causalidad que postulábamos. Nos dimos cuenta de que aquellas empresas que crecían su mercado y perduraban en el tiempo lo lograban porque ya estaban generando puestos de trabajo en condiciones de formalidad e iban más allá al brindar ambientes laborales sanos y con un propósito superior más trascendental que simplemente ganar dinero, estas empresas que lograban crecer se comprometían y actuaban de una manera más responsable con su entorno.

 

El capitalismo consciente como lo entendemos desde Interactuar y transmitimos en nuestros acompañamientos empresariales no trata de altruismo o filantropía, trata principalmente de hacer empresas que ganen en el libre mercado con una estrategia y filosofía de actuación que haga que estas sean buenas porque crean valor, sean éticas porque se basan en el intercambio justo y voluntario, sean nobles porque mejoran la vida de las personas y sean heróicas porque sacan a las personas de la pobreza y generan prosperidad.

 

Recuerdo lo revelador que fue en el 2015 visitar a la empresa Aliños en Casa, ver lo acelerado que estaban creciendo incluso antes de empezar el MBA y al preguntarle a una de sus colaboradores sobre lo que estaba haciendo al verla con tanta concentración y cuidado quitarle la cascara a un pimentón, me respondió “estoy cuidando la salud de nuestros clientes”, eso fue poderoso al entender como el compromiso de un equipo de trabajo que trabajaba por un propósito se traducía tarea por tarea, proceso por proceso en la consolidación de una empresa que ganaba en el mercado y generaba valor económico, pues esas personas no trabajan para hacer lo que se les ordenaba, ni siquiera hacer un producto, en este caso ají, trabajan por cuidar a otra persona que aunque no conocían, esta también cuidaba de ellos al comprar sus productos.

 

Entonces, el capitalismo consciente trata primordialmente de que la empresa encuentre un propósito empresarial que de cumplirlo con su modelo de negocio, ya genere cambio e impacto social y ambiental positivo en todos los grupos de interés que ella impacta, por lo tanto como plantean Mackey y Sisodia, los fundadores del concepto de capitalismo consiente, “Los negocios no consisten en ganar todo el dinero que sea posible, sino en crear valor para todos los agentes implicados¡Qué todos ganen!

 

 

En interactuar impulsamos a nuestros empresarios a ser líderes conscientes.

 

Según el Instituto Tecnológico de Monterrey: Ante los retos actuales, es necesario pasar de un liderazgo basado en la autoridad formal a uno fundamentado en la moral.  La globalización, las tecnologías emergentes y la evolución de nuestro contexto sociocultural demanda nuevos perfiles de gestión y líderes sintonizados con el sentido y razón de ser de la organización.

 

En Interactuar promovemos el liderazgo consciente en nuestros empresarios, impulsando la transformación de las empresas a través de la generación de valor para los clientes, colaboradores, proveedores, accionistas y el ecosistema donde se desarrolla la actividad productiva. El liderazgo consciente requiere de un líder inspirador que habilite su empresa hacia el éxito económico mediante prácticas que fomentan la sostenibilidad ambiental, social y lo más importante que comprenda que los colaboradores son seres humanos que solo darán lo mejor de sí, si trabajan con propósito

 

Esta iniciativa que pretende trasformar colaboradores en verdaderos agentes de cambio va en busca del cumplimiento de algunas metas de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y promueve el vínculo entre gobierno y empresa para que el desarrollo se vuelva sostenible.

 

El líder consciente garantiza el cuidado de bienes comunes como el agua, el aire, el suelo, la fauna y la flora, avalando una productividad sostenible en el tiempo, dando tranquilidad de mantener un equilibrio ecosistémico con el entorno natural.

Le invitamos a implementar en su empresa estrategias que incorporen la responsabilidad social y sostenible para que el desarrollo empresarial y humano aporte a la construcción de país.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Categorías

Suscríbete a nuestro boletín

Últimas Noticias

logo-blanco-interactuar-2

Dirección sede principal

Cra. 45 # 26 - 175, La Gabriela - Bello

Línea de Atención

01 8000 417 019
Antioquia
(+57) (4) 450 88 88

Correo electrónico

servicioalcliente@interactuar.org.co

WhatsApp

320 606 4004