Natalia Londoño: Una mujer que rompe paradigmas con huevos @organicossantaana - Interactuar
Mujeres Campo - Empresarias Interactuar

“Acá en el campo crecimos con la idea de que para ser alguien en la vida debíamos irnos a la ciudad, estudiar una carrera como derecho y medicina. Es como si el mismo campesino se menospreciara, no nos damos cuenta de que nuestras fincas son nuestras empresas. Somos además el motor del país, porque le damos de comer al mundo entero” expresa Natalia Londoño, esta mujer que creció en la tierra de su madre, en la finca Puente Nuevo en la vereda Iracal en el municipio de Uramita al Occidente de Antioquia.

 

Natalia se había ido a la ciudad para estudiar zootecnia en la universidad Nacional, pero un embarazo de alto riesgo la obligó a regresar junto a su madre y tíos para cuidar de la pequeña Anna que crecía en su vientre, y con ella, el deseo de Natalia de tener su propia empresa, de generar ingresos sin tenerse que separar de su pequeña.

“En el momento en que supe que estaba embarazada pensé que lo mejor era quedarme en Medellín, montar una peluquería o ser negociante. Tenía que ganar dinero para sostener a mi hija. Yo pensaba que, a una mujer soltera, con 37 años y sin una carrera universitaria terminada, nadie le iba a dar trabajo. Sabía que tenía que emprender, y no me había dado cuenta de que la salida la tenía en mis narices. En ese momento no pensaba que el campo fuera un buen negocio, que del campo se pudiera vivir”, pero la vida tenía otros planes para ella y su familia. Recibió una invitación de la cooperativa lechera de su zona para ir a una capacitación en producción de leche “Llegué por pura casualidad, por curiosidad, sin ningún plan”. Luego de la clase se quedó conversando con la profesora, quien terminó yendo a conocer su finca y estando allí potenció en ella  la idea de cultivar gallinas felices, pues, Natalia ya tenía algunas en el patio de su casa.

Esta agroempresaria, con su mente curiosa y amor por el campo, comenzó a estudiar sobre granjas bioseguras, gallinas felices, certificaciones verdes; a soñar con generar huevos verdaderamente orgánicos y se acercó a Interactuar a solicitar un préstamo para comprar sus primeras 250 gallinas. Gracias a este dinero, a su disciplina y entrega, a su capacidad de ahorro y al acompañamiento técnico de expertos de entidades como Interactuar, hoy Natalia es gerente y propietaria de Orgánicos Santa Ana, una empresa en la que participa toda su familia: “Mi tío, que es ya un adulto mayor, me ayuda a limpiar los huevos, mi tía Ángela con 70 años amarra las canastas, hasta mi hija Anna con dos añitos es feliz recibiendo gallinas y dándoles de comer”.

Actualmente, Orgánicos Santa Ana cuenta con 750 gallinas y está levantando 250 pollitas de huevo azul, una especie chilena que produce huevos muy apreciados en el mercado de lo orgánico. Su plan para este 2021 es obtener dos certificaciones que están en proceso de ser avaladas: como avícola biosegura del ICA y con el sello de Mercados Verdes de Corpourabá. Natalia trabaja diariamente por llegar a producir huevos realmente orgánicos: de gallinas alimentadas con maíz orgánico y libre de transgénicos que siembra en la finca, gallinas que crecen en galpones grandes donde caminan libremente, con sus picos completos y sin estrés.

 

 

En 2021 durante la pandemia y de manera virtual, Natalia estudió el Método Base de Aceleración MBA de Interactuar “Lo que más le sirve a uno de estudiar para hacer de su finca una empresa, es conocer las experiencias de otros compañeros, otras agroempresas que son super rentables, campesinos que están haciendo las cosas bien”. Gracias a esta formación, Natalia genera un empleo formalizado y proyecta tener al menos dos empleos más cuando llegue a las mil gallinas, que es la unidad mínima rentable, según su experiencia y conocimiento.



Actualmente estos huevos de gallinas verdaderamente felices están siendo comercializados en Urabá, Uramita y en algunos municipios del Occidente de Antioquia, directamente por Natalia y su red de amigos y familiares. “Sueño con poderme conectar con mercados orgánicos de las ciudades y tener suficientes pedidos que permitan que mandar camiones con huevos sea rentable. Yo sé que estoy haciendo las cosas bien, acá pueden venir a mi finca y ver cómo crecen mis gallinas, cómo se alimentan, sé que el acceso a esos mercados me va a permitir continuar este camino de la formalización y así generar más empleos dignos, con prestaciones y las mejores condiciones y así beneficiar a más familias, es por eso por lo que quiero crecer”. Con estas metas por cumplir, Natalia está próxima a iniciar el nivel 2 del Método de Base de Aceleración Agro apoyado por la ONG belga Actec, la Fundación del Valle y el Gobierno de Navarra de España e Interactuar.

 

Así como Natalia, son más de 22 mil mujeres, que han sido acompañadas con servicios financieros y la formación que brinda la Corporación Interactuar, y que pueden narrar con su historia cómo el emprendimiento es una oportunidad para crecer al tiempo que son autónomas y generan desarrollo.

Medio:

Portafolio

La fórmula para proteger a las empresas colombianas en la pandemia.

Medio:

Agencia EFE

Adaptación digital, fórmula para proteger a las empresas colombianas en la pandemia.

Medio:

Swissinfo

Adaptación digital, fórmula para proteger a empresas colombianas en pandemia.

Medio:

El Colombiano

El 69 % de las microempresas ha incursionado en la economía digital.

¿Necesitas crédito y asesoría para impulsar tu empresa o negocio?

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Categorías

Suscríbete a nuestro boletín

Últimas Noticias

logo-blanco-interactuar-2

Dirección sede principal

Cra. 45 # 26 - 175, La Gabriela - Bello

Línea de Atención

01 8000 417 019
Antioquia
(+57) (4) 450 88 88

Correo electrónico

servicioalcliente@interactuar.org.co