fbpx

Ahorro, productividad y eficacia pueden ser las ventajas para tu negocio si sabes aprovechar esta modalidad de trabajo. Te compartimos algunos mitos y realidades que surgen en torno a esta alternativa.

Trabajar desde tu casa, un café o, incluso, desde otra ciudad, y ser tan productivo como cuando estás en la oficina, es posible si eres disciplinado y tienes claros tus objetivos. La forma de hacerlo es por medio del teletrabajo, una modalidad laboral que cobra fuerza en las empresas de nuestro país, y que puede facilitar los procesos de aquellos equipos que lo implementan adecuadamente.

Para conocer más sobre este tema, conversamos con una experta y pionera del teletrabajo en Colombia desde hace 20 años. Se trata de Herlaynne Segura, comunicadora social, periodista digital, consultora, conferencista, mamá y, por supuesto, teletrabajadora.

Con su ayuda aprendimos qué es verdad sobre este método de trabajo y qué sigue siendo un mito. Si has oido del tema y crees que podría ser útil en tu empresa, aquí aclaramos tus dudas para que descubras si tus colaboradores pueden ser parte de los más de 122.200 teletrabajadores que solo hasta el año pasado registró el Cuarto Estudio de Penetración del Teletrabajo en Empresas Colombianas.

¿Te identificas con alguna de las siguientes frases? Suelen ser comunes, pero no por eso acertadas. Herlaynne Segura las aclara:

Lo que realmente importa es que tengas las competencias digitales necesarias para el rol que desempeñas en tu trabajo. Ahora, tecnológicamente hablando, con lo que sí debes contar es con las herramientas básicas que puedas necesitar si no estás en la oficina: cámara, micrófono, celular con las aplicaciones que demanda tu labor y una buena conexión a internet.

Hay para quienes eso “mejor” es esta opción de trabajo, y lo asumen de manera seria y responsable. Se trata de una modalidad que te exige tanto como el trabajo presencial y la debes desempeñar a la altura de dichas exigencias. Para teletrabajar bien es necesario que cumplas objetivos, respondas a tiempo y permanezcas conectado con la empresa y el equipo. Ten presente que lo que más demanda es autoeficacia: mucho orden, disciplina y diligencia.

Aunque para algunas personas es muy necesario tratar con los demás cara a cara, este estilo de trabajo sí permite socializar. Así sea de forma virtual, generas relaciones permanentemente y puedes propiciar espacios de encuentro. Por otro lado, no tienes por qué estar quieto, debes desempeñar las actividades laborales de siempre, solo que desde un lugar diferente a la oficina, no necesariamente tu casa.

Rutina no se ve afectada si de verdad eres responsable. Es cierto que muchas personas recomiendan bañarse y alistarse para teletrabajar, pero no solo de eso depende la productividad. Podrías no hacerlo o podrías modificar los tiempos para cada acción; lo importante es tu eficacia. De hecho, si te da buenos resultados, podrías también alternar el trabajo con tus actividades cotidianas (limpiar, cocinar, hablar por teléfono); a esto se le llama estrategias de integración: permiten laborar sin abandonar lo demás.

Tu empresa o negocio sí puede ser productivo con el teletrabajo. Por un lado, se reducen los costos (lo que se traduce en buenos resultados), pues disminuye el consumo de agua, energía, papelería, puestos de trabajo, entre otros recursos. Y por el otro, laborar de esta forma se traduce en trabajadores más felices y capaces de manejar su tiempo; por ende, más activos, dispuestos y productivos.

Sí es verdad que se generan menos desplazamientos a las oficinas, ya no vamos todos al mismo tiempo, ni cada uno en un vehículo diferente. En ese sentido, es positivo, pues favorece la movilidad en la ciudad. Sin embargo, el teletrabajador que va menos a su empresa no deja de realizar otras actividades, como ir a comprar algo, llevar o recoger a alguien, moverse a otros sitios. Por esta razón, la disminución como tal de la huella de carbono es mínima.

Como ves, el teletrabajo es una alternativa con muchos beneficios, pero también con varios aspectos a tener en cuenta a la hora de implementarse. Analiza las necesidades y capacidades de tu equipo, las actividades fundamentales de tu negocio y la pertinencia de esta modalidad en tu empresa, pues parte de su éxito es el fortalecimiento de la confianza entre todos y la comunicación constante y clara.

Emprender significa explorar opciones, tomar decisiones y aprender de aciertos y errores. En Interactuar entendemos esto, y trabajamos para acompañarte en cada etapa de tu proyecto empresarial, con productos financieros y académicos pensados para ti.

¡Contáctanos, estamos listos para ayudarte!

4508888

Medellín y Área Metropolitana

018000417019

Línea Nacional

Últimas Noticias