Galletas Michel, una empresa que sueña en grande

Hace cinco años en la capital de Colombia, Natalia Quintero conoció el proceso de fabricación de galletas en forma de conchas y cucuruchos de manera artesanal. De allí y con el acompañamiento de su esposo nació la idea de Galletas Michel, una empresa que crece en ventas, en cobertura y genera empleo a madres cabeza de familia.

 

Después de esta experiencia en Bogotá, Natalia regresó a Medellín y empezó en replicar esta idea de negocio como una forma de tener un ingreso extra mientras se desempeñaba como asesora comercial de una empresa de telefonía y su esposo trabajaba como conductor. Sus primeros productos se vendieron con facilidad y por eso empezaron a soñar en grande: diseñaron sus propias máquinas a gas para hacer conchas, cucuruchos y ahorrar costos. Y así, con 10 máquinas y cinco kilos de harina empezaron a fabricar y vender sus productos en la Plaza Minorista de Medellín.

 

En 2014 se presentaron a Oportunidades para la Vida, pero por falta de preparación y orden en su empresa no pasaron al concurso. Sin embargo, gracias a esta experiencia Natalia conoció el MBA de Interactuar e ingresó al primer nivel para aprender más sobre el manejo de su empresa. “El MBA de Interactuar me cambió la mentalidad, me cambió el chip. Ya no la veía como un simple negocio, sino como una empresa con visión y futuro” recuerda.

 

‘Las victorias son sueños que jamás diste por vencidos’ es una de las frases que Natalia escuchó en el salón de ese primer nivel del MBA y quedó grabada en su memoria mientras aprendía sobre contabilidad, recursos humanos y demás temas para mejorar su empresa.

 

En 2015, ya con más experiencia, Galletas Michel –nombrada así en honor a su hija- volvió a presentarse a Oportunidades para la Vida y esta vez, con un proyecto para hacer obleas con una máquina que aumentaría su producción en un 200%, fueron elegidos como uno de los ganadores.

 

Hoy la empresa produce entre 10 mil y 12 mil obleas diarias, genera empleo formal para seis madres cabeza de hogar del sector de San Javier y vende sus productos principalmente en Antioquia, aunque también ha llegado hasta Bogotá, Nariño e incluso a Ecuador. Dentro de poco Obleas Michel tendrá que cambiar su espacio de fabricación, pues en el que está actualmente no hay espacio para una nueva máquina que viene en camino, un cambio con el que mejorará su producción, venta y distribución a más ciudades a nivel nacional.

 

Ahora Natalia trabaja en sacar su registro INVIMA para mejorar la comercialización de sus productos, también planea lanzar su página de Facebook para llegar a nuevos clientes, mientras continúa atendiendo a sus clientes a través del correo electrónico obleasmichel@gmail.com y el teléfono 4883339.

Comparte

Categorías

Suscríbete a nuestro boletín

La información de contacto y datos personales que aquí suministres será almacenada, usada y tratada por la Corporación Interactuar para los fines relacionados en la Política de Tratamiento de Datos